viernes, 9 de noviembre de 2012

Tiresias



     Tiresias era un célebre adivino sobre el que circulaban diferentes leyendas sobre como adquirió sus dotes.

     Cuentan que Tiresias fue cegado al haber visto accidentalmente a la diosa Palas desnuda. Cariclo decidió intervenir a su favor y consiguió que Palas en compensación le concediera el don profético.

     Existe otra bastante distinta y mucho más celebre.  Un día paseando por el monte Cileno el joven Tiresias vio a dos serpientes copulando. Parece ser que Tiresias intervino, no se sabe si separando a las serpientes o hiriéndolas o matándolas,  el hecho es que como resultado de su intervención él quedó convertido en mujer. Siete años después se encontró paseando por el mismo lugar y volvió a ver a dos serpientes copulando y Tiresias decidió intervenir de nuevo.



     Esta vez recuperó su sexo original, volvió a ser un hombre. Esta aventura le hizo célebre entre los dioses y un día en que Zeus y Hera discutían sobre quien experimentaba más placer en el acto sexual, si el hombre o la mujer y decidieron consultar a Tiresias ya que él había vivido ambas experiencias. Tiresias afirmó que si el placer sexual se componía de diez partes, la mujer se quedaba con nueve y al hombre le quedaba una. Con esta respuesta Hera se encolerizó dado que el gran secreto del sexo había sido revelado y decidió privar a Tiresias de la vista. En compensación Zeus le ortogó el don de la profecía y el privilegio de una larga vida, según se dice Tiresias vivió siete generaciones.

1 comentario: