lunes, 11 de febrero de 2013

Las Lupercalia

     El 15 de febrero en la antigua Roma solían celebrarse las Lupercalia, una festividad de origen tan remoto que puede remontarse casi a los inicios de la fundación de Roma.




      El término lupercalia deriva de la palabra lupus, lobo, e hircus, el macho cabrío.

     Según las fuentes este ritual comenzó durante el reinado de Rómulo y Remo momento en que las mujeres de Roma quedaron estériles. Tras consultar al oráculo de Juno, ésta les indicó la solución: las madres del Lacio debían ser fecundadas por un macho cabrío. Y de este oráculo nació la festividad de las Lupercalia.

     Para celebrar esta festividad cada año se escogía entre los ciudadanos ilustres de Roma a un grupo de jóvenes para formar parte de los luperci, un cuerpo sacerdotal que se dividía en dos grupos: los Luperci Fabiani y los Luperci Quinctiliani, posteriormente se añadió otro grupo: los Luperci Iulii.

     El 15 de febrero los luperci se reunían en la cueva Lupercal, en el monte Palatino. Se creía que fue en esta cueva donde la loba Luperca amamantó a Rómulo y Remo, por lo que pasado un tiempo paso a llamarse ruminal. En la entrada de la cueva había una higuera llamada ruminalis, la misma que detuvo la cesta en la que habían sido abandonados los gemelos, bajo su sombra se sacrificaban un perro y un macho cabrío (casualmente estos animales eran considerados impuros). Los luperci manchaban su frente con la sangre del macho cabrío y a continuación se limpiaban con un mechón de lana mojado en leche del mismo animal. Llegados a este punto los luperci irrumpían en sonoras carcajadas y cortaban la piel de ambos animales en tiras que llamaban februa. Desnudos y cubiertos con algunas tiras de cuero salían corriendo con la februa en mano, bajando el Palatino y azotando a cualquiera que se cruzase en su camino, especialmente a las mujeres, las cuales se prestaban a ello con gran efusión ya que el latigazo purificador las haría fértiles. Este azote ritual era purificador y se conocía con el nombre de februatio


     En esta fiesta el desenfreno y el frenesí sexual estaban muy presentes, solían formarse muchas parejas, y algunas de ellas acababan en matrimonio y tenían hijos por lo que el objetivo de la festividad, la fertilidad, se conseguía    

    En el siglo V d.C. el papa Gelasio (492-496 d.C.) publicó un decreto contra todas las fiestas paganas, incluyendo las Lupercalia. En él criticaba duramente a los cristianos que participaban en esta festividad. Poco a poco fueron desapareciendo los elementos que configuraban este ritual (los luperci, el sacrificio ritual, el componente sexual, la fertilidad....) y Gelasio intentó eliminarlo al implantar la festividad de San Valentín el 14 de febrero, con esto pretendía substituir la carga sexual y el frenesí de las Lupercalia por el romanticismo. 

7 comentarios:

  1. Una buena relación me voy acordarme de ello con la festividad de San Valentín.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Increíble...lo que uno se entera con el tiempo! Si antes no me gustaba el día de San Valentín , ahora muchísimo menos!!

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, todo esto es muy cierto. ME gusta mucho el orígen de mi apellido.
    Verónica Lupercio ;*

    ResponderEliminar
  4. Podrías compartirme las fuentes de donde tomaste esta información? me serviría mucho. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Siempre lo pensé, un puro invento comercial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no era un invento comercial, sino un ritual antiguo modificado. Pero ahora es puramente comercial, eso sí

      Eliminar
  6. It’s not that I’m horny all the time. Hey, i am looking for an online sexual partner ;) Click on my boobs if you are interested (. )( .)

    ResponderEliminar